Obligatoriedad

[titled_box title=”OBLIGATORIEDAD DE COLEGIACIÓN”]

La Ley 2/1974, de 13 de febrero, sobre Colegios Profesionales (BOE del 15 de febrero de 1974) dispone con total claridad el requisito de la colegiación obligatoria para el ejercicio de las profesiones colegiadas. Así, cuando sanciona: “ (…) Es requisito indispensable para el ejercicio de las profesiones colegiadas hallarse incorporado al Colegio correspondiente. Cuando una profesión se organice por Colegios Territoriales, bastará la incorporación a uno sólo de ellos, que será el del domicilio profesional único o principal, para ejercer en todo el territorio del Estado, sin que pueda exigirse por los Colegios en cuyo ámbito territorial no radique dicho domicilio habilitación alguna ni el pago de contraprestaciones económicas distintas de aquellas que exijan habitualmente a sus colegiados por la prestación de los servicios de los que sean beneficiarios y que no se encuentren cubiertos por la cuota colegial. Lo anterior se entiende sin perjuicio de que los Estatutos Generales o, en su caso, los autonómicos puedan establecer la obligación de los profesionales que ejerzan en un territorio diferente al de colegiación de comunicar a los Colegios distintos a los de su inscripción la actuación en su ámbito territorial.”

[/titled_box]

[titled_box title=”LEGISLACIÓN DERIVADA DEL ESTATUTO GENERAL”]

El Real Decreto 2655/1982, de 15 de octubre por el que se aprueba el Estatuto General de los Colegios de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias establece en su artículo 5º apartado j) la necesidad de que los colegiados profesores en centros privados de enseñanza, cumplan los requisitos reglamentarios en orden a la titulación, jornada de trabajo y colegiación. Esta disposición es plenamente vigente y debe conjugarse con la equivalente obligación de colegiarse para todos aquellos profesionales que ejerciten la profesión en cualquiera de sus modalidades.

El reciente Real Decreto 283/2006, de 10 de marzo por el que se aprueban los Estatutos del Consejo General de los Colegios de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias dispone en su artículo 2 lo atinente al ejercicio de la profesión, concretando lo siguiente.
[fancy_list style=”star_list”]

  • En aquellos casos en los que la colegiación resulte obligatoria por disponerlo así la ley, dicha colegiación se hará donde el interesado tenga su actividad profesional única o principal.
  • El ejercicio libre de la profesión deberá practicarse de conformidad con la legislación general en materia de competencia y publicidad.
  • Por lo que respecta a la función pública, se estará a lo que disponga la legislación estatal y/o autonómica en cada caso.

[/fancy_list]
A tenor de cuanto se ha dicho la colegiación de cualesquiera profesionales que ejerzan docencia es obligatoria, exceptuados los que lo hagan en régimen de funcionario público. Esta obligación deriva del propio Real Decreto 283/2006 y, concretamente, del artículo 5 apartado j) del Real Decreto 2655/1982.

La colegiación obligatoria de quien desempeñe la profesión en régimen de ejercicio libre deriva de la Ley 2/1974, de 13 de febrero, sobre colegios profesionales.

[/titled_box]

Deja un comentario